Aeterna Christi Munera

Misa con un órgano solo

21.03.18 | 05:54. Archivado en Clasicismo

¡Feliz miércoles! Estamos a mitad de semana, de una semana grande puesto que da fin a la Cuaresma. Puede ser buen momento para disfrutar de una música impresionante que salió de la mano de un maestro impresionante, grande entre todos los grandes. Ahora que caigo en la cuenta toda la música que pongo aquí puede calificarse de impresionante y si te la ofrezco es porque creo que es de la suficiente calidad para que capte tu interés. Créeme que la de hoy lo hará.

Porque es de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791), maestro austríaco nacido en Salzburgo. En 1770 Mozart contaba con catorce años y visitó Roma. Tuvo la oportunidad de acudir a la Capilla Sixtina en la que se interpretaba el famoso «Miserere de Gregorio Allegri. Dicha composición solo se cantaba dos días de Semana Santa y solo podía cantarse allí. Estaba totalmente prohibido hacerse fuera y la partitura tampoco podía tenerse. Se cuenta que Mozart acudió al Vaticano el Miércoles Santo y fue capaz de memorizar la obra y luego transcribirla. Luego, el Viernes Santo se llevó la partitura a una nueva interpretación de la obra para retocar los errores. Logró llevársela y un año más tarde la composición fue publicada en Londres. Llegó a oídos del papa Clemente XIV e inmediatamente convocó al joven músico a la ciudad eterna. No le echó ningún tipo de reprimenda sino que alabó su capacidad y su talento e incluso lo nombró caballero papal. Al genio de Mozart, incluso desde muy joven, todos se rendían.

De este genio disfrutemos de una música genial: su Misa nº 8 en Do Mayor, KV. 259, del solo de órgano. Se llama así por el solo para este instrumento que aparece al empezar el «Benedictus». La obra fue compuesta en 1776 y requiere de solistas, coro, violines, oboes, dos trompetas agudas, tres trombones, timbales y bajo continuo. Es una de las tres misas que compuso ese año y esta está calificada como «brevis». Sin embargo, la inclusión de metales hace que también podamos clasificarla como «solemnis». No es de sus composiciones más conocidas pero es una pena ya que es una gran obra. Una gema en la que vemos cómo Mozart tenía asumida y asimilada la tradición rococó y la lleva a la música religiosa.

La partitura de la obra puede descargarla aquí.

La interpretación es de Barbara Bonney (soprano), Elisabeth von Magnus (alto), Uwe Heilmann (tenor), Gilles Cachemaille (bajo), el Coro Arnold Schoenberg y el Concentus Musicus dirigidos por Nikolaus Harnoncourt.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 18 de septiembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Septiembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930