Aeterna Christi Munera

Bach, fuga BWV 577

11.02.18 | 05:59. Archivado en Barroco

¡Feliz domingo! Espero que estés disfrutando en este fin de semana típicamente de carnaval. Aprovecha también para descansar. Hoy te traigo una obra especial, que he escuchados muchas veces. Y precisamente la he escuchado en la versión que te ofrezco. Evidentemente que una obra conecte con lo más profundo de nosotros depende tanto de la calidad de la obra como la interpretación. Las hay sin fuerza pero también las hay llena de sabiduría y de buen hacer, como en la de hoy.

Y, como siempre, lo primero será contarte algo de Johann Sebastian Bach (1685-1750), maestro alemán nacido en Eisenach. Para nosotros hoy Bach es un músico universal, interpretado prácticamente en todos los rincones de la Tierra. En su época, Bach se movió por un espacio muchísimo más restringido, más o menos lo que ocuparía alguna de nuestras provincias o quizá dos de ellas; concretamente por la región alemana llamada Turingia. Bach era un pedagogo nato y toda su vida discurrió alrededor de la enseñanza. De hecho, una de sus composiciones más famosas es «El clave bien temperado, BWV 846-893». Esta colección de preludios y fugas para clave, pieza de toque de cualquier intérprete para teclado, fue compuesta para ayudar a los que estaban aprendiendo a superar diversos escollos sentados a los teclados. Fíjate que una de las obras más importantes de nuestra música occidental es una obra pedagógica. ¿Cuántas obras (y con ello no solo me refiero a las musicales) que hoy se escriben para los estudiantes perdurarán algunos siglos y quedarán como verdaderos hitos? A ver si te sale alguna...

Maravillémonos hoy con la Fuga en Sol Mayor, BWV 577 a la que a veces se le pone el subtítulo de «a la Gigue». Se debe a que comienza con un ritmo bastante ingenuo lleno de puntillos y con ritmo, precisamente, de giga; aquí el ambiente que escuchamos nos recuerda plenamente a Pachelbel o Buxtehude. Sin embargo, lo que comienza a desarrollarse es una pieza que necesita casi de un organista con dos cerebros, por no decir con tres. Como verás en la interpretación (la mejor que he encontrado), la parte del pedal es dificilísima, de forma que parece que el organista está bailando ante los teclados. En este caso, la habilidad del organista está no solo en conseguir un ritmo trepidante sino también una registración adecuada y chispeante que mantenga nuestros oídos alerta. El ejemplo de hoy créeme que lo hace, de forma que seguro que escuchas (y miras) la obra muchas veces.

La partitura de la composición puedes descargarla aquí.

La interpretación es de Matthias Havinga al órgano Van Vulpen de la Augustanakerk de Ámsterdam.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Fittipaldi 11.02.18 | 21:49

    Igual de buena es la interpretación de Ulf Norberg, que utiliza tres mauales (min. 1:44)
    Aquí el link entero:
    https://www.youtube.com/watch?v=WxqaWxThJFw

  • Comentario por Fittipaldi 11.02.18 | 21:37

    “Para nosotros hoy Bach es un músico universal, interpretado prácticamente en todos los rincones de la Tierra”. Pues como se equivocó Albert Schweitzer cuando dijo “Al final del siglo XVIII parecía que Bach hubiera muerto para siempre” y declaró infelizmente “Todo conduce a él, nada viene de él”.

    Es verdad, esta Fuga es muy exigente, aunque, mirando la partitura, podemos ver que Bach modificó el tema en la parte del pedal para que sea un poco más fácil de ejecutar. Las obras para órgano que considero más difíciles de todas, cuando “el organista necesita tres cerebros”, son, según mi criterio, las seis Sonatas en trio BWV 525-530…

    Si, la ejecución de Matthias Hawinga es excelente y me parece muy buena idea el cambio de manuales para romper con este rígido y un poco monótono esquema rítmico. Que pena que Bach no introdujo ningunos motivos contrastantes… Igual de buena es la interpretación de Ulf Norberg, que utiliza tres mauales.
    https://www.youtube.com/w...

Lunes, 15 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031