Aeterna Christi Munera

Awuya

17.01.18 | 05:50. Archivado en Contemporánea

¡Feliz miércoles! ¡Ya estamos otra vez a mitad de la semana y a mitad de mes! Espero que te esté yendo bien. Como no hay dos sin tres, vamos a darle hoy la bienvenida a otra nueva adquisición que he hecho para ofrecerte en este blog. Algunas veces (y perdón por la falta de modestia) tengo buen ojo y te traigo a maestros y maestras que merecen mucho la pena. Es el caso de hoy: vamos a disfrutar con unos sonidos cautivadores, llenos de fuerza y de misterio tribal. ¿Te apetece?

Te presento a Sally Beamish (1956), compositora británica nacida en Londres. Comenzó a componer cuando todavía era niña y desde muy temprano se interesó por la viola, estudiándola en Alemania con Bruno Giuranna. Tras completar sus estudios, tanto en el instrumento como en composición, comenzó a tocar con varios conjuntos como la London Sinfonietta. Le robaron la viola y eso hizo que reconsiderase sus preferencias. Se mudó con su marido a Escocia y comenzó a dedicar más tiempo a la composición; los encargos fueron cada vez más frecuentes. Ha compuesto obras para intérpretes tan prestigiosos como Robert Cohen, Tabea Zimmermann o Evelyn Glennie. En 2001 empezó a componer una ópera sobre la vida de Frankenstein. Para ella, componer es todo un reto en una sociedad que valora poco a los compositores y menos si son mujeres. Pero en este sentido nunca se ha dejado intimidar por ello y compone incansablemente, convirtiéndose en una voz con autoridad dentro del panorama musical europeo.

Beamish nos ofrece hoy los delicados sonidos en una obra titulada Awuya, compuesta en 2014 para arpa. Fue un encargo del profesor Keith Vickerman de la Universidad de Glasgow, quien recientemente había hecho un importante descubrimiento sobre la enfermedad del sueño, y en ello se inspira Beamish. Concretamente intenta recoger cómo mutan los tripanosomas que son transportados por la mosca tse-tse. La compositora introduce elementos percutivos en la pieza que recuerda a la percusión africana. El arpa extrae uno sonidos delicados que se inspiran en una canción de cuna de la década de 1940. Dicha canción se canta a una niñita llamada Awuya, en un ambiente impregnado de la fatal enfermedad africana.

La interpretación es de Anne Denholm al arpa.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 21 de mayo

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Mayo 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031