Aeterna Christi Munera

Bach, fantasía BWV 572

07.01.18 | 05:48. Archivado en Barroco

¡Feliz domingo! Último día de estas vacaciones que a muchos les llega a hastiar. No sé si será el caso en ti pero no te preocupes: mañana volvemos a la normalidad. Sin embargo, nosotros sí seguimos de la forma habitual por nuestro caminar por ese abismo que es el de la obra de Bach. Ese camino aún está embaldosado por las obras para órgano, que estamos disfrutando tranquilamente, sin prisas, saboreándolas. Hoy llegamos a una maravilla como esta, que nos pone el vello de punta.

De nuevo un domingo más en compañía del genio Johann Sebastian Bach (1685-1750), maestro alemán nacido en Eisenach y fallecido en Leipzig. Es bien sabido que una de las causas de su fallecimiento era la diabetes y que el maestro contaba con sobrepeso. Quizá la dieta que llevaba no era del todo saludable. Era un aficionado empedernido al café lo que pudo causarle algún que otro problema de hipertensión. Su alimentación seguro que estaba plagada de grasas, carne y demasiadas patatas, quizá con algunas verduras. Las frutas solían ser del tipo de moras, peras y quizá naranjas llevadas desde España. El vino y la cerveza podían funcionar como reguladores del colesterol, aunque también seguro que tomaba leche y chocolate, alimento algo novedoso. En fin, una dieta quizá demasiado cargad de proteínas que pudo contribuir que su salud se deteriorase algo, sobre todo en sus últimos días.

Este genial compositor nos trae hoy su Fantasía en Sol Mayor, BWV 572. Los estudiosos de su obra parece que están de acuerdo en que la pieza fue compuesta antes de 1712, mientras trabajaba en Weimar. Aquí vemos cómo Bach toma mucho para esta obra de la música para clave, con clara influencia de Buxtehude, sobre todo en la parte del pedal. Se abre la composición con una transparente introducción en forma de arpegios, que dan paso a una parte más densa. Esta está escrita para cinco voces y hallamos en ella a Bach en estado puro. Tras un desarrollo de los motivos, el pedal entra en escena haciendo que la obra gane en tensión y en disonancia. Tiene un carácter general de tipo improvisatorio pero con un intenso contrapunto.

La partitura de la composición puedes conseguirla aquí.

La interpretación es de Andrea Marcon al órgano de la Abadía Benedictina de Muri en el cantón suizo de Aargau.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 23 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031