Aeterna Christi Munera

Stabat Mater

06.01.18 | 06:40. Archivado en Barroco

¡Feliz sábado! Hoy es el día de la Epifanía, solemnidad muy importante de la Iglesia por cuanto en ella se celebra la manifestación de Dios como tal. Pero también es sábado por lo que he optado por traerte música mariana. Ayer viernes te ofrecí música relacionada con el día de hoy y el lunes también tendremos oportunidad de disfrutar con más así que vamos a acudir hoy a una obra impresionante de un maestro que creo que es la primera vez que nos visita. ¡Qué bien!

Ese visitante es Agostino Steffani (1654-1728), compositor italiano nacido en Castelfranco Veneto. Sirvió como niño de coro de la Basílica de San Antonio de Padua y es posible que allí recibiese instrucción musical. Con once años participaba en óperas y conciertos. El elector de Baviera lo tomó en su capilla de Múnich para cantar, bajo las órdenes de Johann Kaspar Kerll, también maestro suyo. Con catorce años ya casi no aparecía como cantor y empezó a decantarse por el órgano (sin duda influencia de Kerll). En 1672 viajó a Roma y allí compuso una colección de salmos y magníficats y tras regresar a Múnich fue nombrado organista de la corte. Fue ordenado sacerdote y sus éxitos muniqueses fueron abundantes y felices. Se marchó luego a Hannover. En sus últimos años fue nombrado obispo de Biga en Turquía y se volcó en su trabajo para la Iglesia. Sin embargo, aunque compuso pocas obras por esta época sí escribió algunas que se convertirían en las favoritas de este contemporáneo de Corelli.

Una de ellas es esta Stabat Mater que te ofrezco hoy; fue compuesto en 1727. A pesar de ello, tras la muerte del maestro, cayó en el olvido, quizá porque estaba compuesto de una forma algo arcaica. Evidentemente escuchamos un estilo totalmente italiano y expresivo. El maestro sabe darle variedad a la pieza combinando coros, solos y pequeños conjuntos, a veces incluso en la misma estrofa. Predominan los registros medios por lo que la obra siempre mantiene su carácter austero y penitencial. El compositor también demuestra cómo dominaba el contrapunto, con frecuentes entradas en imitación y con intervalos algo inusuales (como el de segunda o séptima). La obra termina de una forma especialmente brillante y poderosa, haciéndonos meditar sobre el juicio final. Cuando compuso esta parte seguro que Steffani era consciente de que su fin estaba próximo a llegar. Impresionante.

La interpretación es del Coro della Radio Svizzera y de I Barocchisti dirigidos por Diego Fasolis.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 17 de enero

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Enero 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031