Aeterna Christi Munera

¡Qué bella eres, amiga mía!

02.12.17 | 06:00. Archivado en Renacimiento

c

¡Feliz sábado! ¿Qué, cómo se presenta este primer fin de semana de diciembre? Espero que los disfrutes a tope y que descanses. Si me permites mi intromisión en él, quiero traerte una bellísima música. Y nos va a venir de la mano de un maestro de esos que algunos de nuestros monarcas le echaron el ojo por su valía y no lo dejó escapar. En otras épocas, la música era muchísimo más importante de lo que es ahora. En cualquier caso, su música es celestial. ¿Te apetece?

Otra vez viene con nosotros Nicolas Gombert (c. 1495-c. 1560), maestro franco-flamenco nacido posiblemente en La Gorgue. Poco tiempo tras su muerte, un teórico de la música alemán dijo de él que era «el camino perfecto al refinamiento». Él mismo afirmó que Gombert había estudiado nada menos que con el gran Josquin Desprez, aunque no hay forma de comprobarlo. Estilísticamente es cierto que Gombert de alguna forma se asemeja a Josquin. Gombert, junto con Willaert y Clemens non Papa llevaron el renacimiento musical a las más altas cotas. A partir de 1529 trabajó para Carlos V y compuso diversas obras para conmemorar los acontecimientos familiares del emperador. Parece ser que tuvo problemas con la justicia por la violación de uno de los chicos a su cargo y fue condenado a las galeras. Siguió componiendo y se dice que envió algunos motetes al emperador para calmar su ira. La fama de Gombert era tal que el mismísimo Claudio Monteverdi usó un motete suyo para componer una misa con la que se ofreció para ser maestro de capilla en San Marcos de Venecia.

El motete mariano que te traigo hoy es su Quam pulchra es, compuesto a cuatro voces y usa un conocido texto del Cantar de los Cantares. Las voces toman el motivo inicial de la voz aguda pero en general hay poca imitación. Este motete parece que está construido a partir de pequeños motivos iniciales que dan lugar a las entradas de las otras voces, aunque siempre con alguna sutil variación. En su composición, Gombert muestra una alegría contenida, exuberante, pero no hasta los extremos de otros compositores y sin abandonar el rigor tan característico de las piezas de la polifonía franco-flamenca.

La partitura de la pieza puedes conseguirla aquí (página 76).

La interpretación es del conjunto The Hilliard Ensemble.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 22 de enero

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Enero 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031