Aeterna Christi Munera

Soleá

15.11.17 | 05:53. Archivado en Romanticismo

¡Feliz miércoles! Para este día de mediados de semana te ofrezco la ración semanal de música española. Quizá el título te haya dado algún indicio. El embrujo de la música flamenca ha sido y es una constante en nuestros compositores que siembre se han visto subyugados por el llamado cante jondo. Es el caso de nuestro maestro de hoy que, con un único instrumento, crea un ambiente especial, evocador a más no poder y con un olor especial. No en vano era andaluz.

Te presento (y creo que acude aquí por primera vez) a Julián Arcas (1832-1882), compositor y guitarrista español, andaluz, nacido en la localidad almeriense de María. Fue maestro de otro gran guitarrista como fue Francisco Tárrega. Él mismo aprendió el arte de tañer este instrumento de Dionisio Aguado y también de su padre. Que Arcas entendía cuando entre manos tenía flamenco lo prueba el hecho de que él mismo interpretó esta música. Desde los 16 años estuvo dando conciertos por Europa y España y en 1862 tocó ante miembros de la familia real británica. Tras un concierto en Castelló, Tárrega tocó para él e inmediatamente fue invitado a estudiar con el maestro mariense. Arcas contribuyó al desarrollo de la técnica del instrumento junto con el constructor sevillano Antonio de Torres. Fue el guitarrista favorito de la reina Isabel II y nombrado maestro honorífico del Conservatorio de Madrid. Su arte le llevó a ser nombrado caballero de la real orden de Carlos III. Sus composiciones son plenamente románticas con gran inspiración en elementos populares, sobre todo el flamenco.

Y justo es una de esas piezas es la que vamos a escuchar, titulada Soleá. Se trata de una de sus obras más importante inspiradas en el cante andaluz. Es más, hay quien la ha calificado como la madre de todas los cantes y danzas flamencos. La incluyó el maestro en un concierto dado en 1867. Arcas conocía perfectamente el género ya que hace llorar a la guitarra, muy al estilo de las famosas soleares flamencas, tan desgarradoras. Arcas aprendió el arte flamenco directamente de los maestros en el género así como de los guitarristas, muchos de ellos que tocaban de oído. Una joya esta obra, la primera soleá de concierto de la historia de la música.

La partitura de la pieza puedes descargarla aquí.

La interpretación es de Carles Trepat a la guitarra.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 25 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930