Aeterna Christi Munera

Una sinfonía del papá

25.09.17 | 06:00. Archivado en Clasicismo

¡Feliz lunes! Espero que esta semana que empieza en septiembre y termina en octubre vaya bien para ti. No, no me he equivocado en el título del post. Está bien escrito es de «del papá», como luego te explicaré. Sea como sea el juego de palabras, la obra de hoy (que es una sinfonía, como ya has visto) es una verdadera delicia. Música de esa que nos alegra, nos trae una sonrisa a la boca, nos reconcilia con la vida y, lo que es más importante, nos hace pedir más. ¡Ese es el poderío del maestro de hoy!

Ese maestro es Joseph Haydn (1732-1809), compositor austríaco nacido en Rohrau. Puede decirse que es quien mejor representa el estilo del Clasicismo. Su alcance más sublime es haber hecho de la forma sonata algo grande, perdurable y que se mantendría a lo largo de la historia. Haydn aplicó la forma a sus propias sonatas instrumentales, a los cuartetos y a la sinfonía. Con respecto a esta forma se le llama «el padre de la sinfonía», de ahí el título de este humilde post. Casi todas sus obras sirvieron de modelo no solo para su época sino para generaciones posteriores, que los estudiaron de forma incansable y fructífera. Su alumno más ilustre fue nada menos que Ludwig van Beethoven, que aprendía de dichas obras. Pero la sombra de Haydn, como la del ciprés, era alargada y se fue extendiendo a lo largo del tiempo, llegando a otros grandes gigantes como Schubert, Mendelssohn o Brahms.

Te propongo, a ver qué te parece, disfrutar de su Sinfonía n.º 104 en Re Mayor, Hob. I/104. Lleva el subtítulo de «Londres» ya que fue estrenada allí (en 1795) y quizá es la obra que mejor sintetiza toda la estancia de Haydn en la capital británica. Se abre de una forma dramática, de forma habitual, dando paso a un allegro lleno de alegría y de ritmo; en este movimiento el tema principal aparece una y otra vez. El segundo movimiento es lento y de gran profundidad, que da paso a un minueto. Destaca el último movimiento, lleno de música popular, parece ser que croata y que el compositor pudo escuchar en las calles londinenses. Le dio la cosa para componer un último movimiento que nos lleva a mover los pies y a llenarnos de optimismo.

Esos movimientos son:

1. Adagio - Allegro.
2. Andante.
3. Menuetto y Trío: Allegro.
4. Finale: Spiritoso.

La partitura de la pieza puedes descargarla aquí.

La interpretación es de la Orquesta del Siglo XVIII dirigida por Frans Brüggen.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Fittipaldi 25.09.17 | 20:34

    Tengo mucho respeto y gran admiración a Haydn, el dueño de la orquesta, maestro y genio de la sinfonía y del cuarteto. Sabía transformar un tema normal, un motivo banal y hacer de él una compleja construcción con un final inesperado y sorprendente. Para mi todas las 104 sinfonías de Haydn son maduras y perfectas (tanto las primeras como las últimas y las del medio 48, 49, 45). Lo que no era su “fuerte” - exhibición solística - aquí, en las obras para la orquesta (o un cuarteto) adquiere la fuerza. Su música trascurre despacio, sin prisa… Haydn es muy modesto en exponer su “yo” (sus experiencias, demonismos, lirismos) y gracias a ello sus obras poseen ese increíble equilibrio épico, un respiro ancho, estable, inmune a los caprichosos estados de ánimo y de un instante.

Viernes, 20 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031