Aeterna Christi Munera

El arpa mágica

22.08.17 | 06:00. Archivado en Romanticismo

¡Feliz martes! Sí, no me he equivocado y debería haber escrito flauta. No te traigo hoy también música de Mozart como ayer. Si entonces vimos en acción a ese creador de gemas musicales que era el joven Wolfgang Amadeus hoy te traigo a un creador nato de melodías. Yo creo que puede afirmarse sin género de dudas que nuestro maestro de hoy ha dado a la historia de la música las más memorables melodías jamás compuestas. En el momento que te diga su nombre coincidirás conmigo.

Ese nombre es Franz Schubert (1797-1828), maestro austríaco nacido en Viena. Yo creo que puede decirse que Schubert era un compositor plenamente vienés ya que allí nació y murió y toda su corta vida la desarrolló en la capital. A pesar de ello Viena no termina de reconocerlo como se merece. En su época, su música era solo apreciada en la estima adecuada por un pequeño círculo de amigos. Esos amigos lo llamaban cariñosamente Schwammerl y continuamente estaban financiando su música para que pudiese desarrollar una carrera por lo demás siempre precaria y llena de penalidades. En sus últimos días se deterioró su salud lo que le llevó a una prematura muerte con 31 años. Oficialmente se le diagnosticó fiebre tifoidea pero parece ser que la causa de su fallecimiento fue la sífilis. La última composición que decidió escuchar fue el «Cuarteto n.º 14» de Beethoven. Un amigo comentó que el rey de la armonía (Beethoven) había venido en ayudar en el momento de su muerte al rey de la canción (Schubert). Como este pidió se enterró cerca de la tumba del genio de Bonn.

Este genio de la melodía y la canción nos trae hoy la obertura de El Arpa Mágica, D. 644. Su arte le dio para componer óperas y nunca dejó de hacerlo de forma incansable. Se apartó de ello para componer el melodrama «El arpa mágica» en solo dos semanas de 1820. Desde el primer momento no fue comprendida por los críticos y desapareció del repertorio. Luego, Schubert usó la obertura de hoy para su «Rosamuda». A pesar del rechazo esta pieza fue un punto capital en la música del maestro ya que tuvo que concentrarse plenamente en dejar a un lado sus queridas canciones para ir a la música orquestal más pura. Dicho lo dicho, la obertura está llena de ese intenso lirismo del maestro y ese optimismo a que nos tiene acostumbrados.

La partitura de la obertura puedes descargarla aquí.

La interpretación es de Orquesta de Cámara de Europa dirigida por Claudio Abbado.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Fittipaldi 22.08.17 | 14:02

    Indudablemente Viena tuvo mucha suerte con los genios… Allí, en el mismo periodo, uno tras otro, como si se hubieran puesto de acuerdo, aparecieron Haydn, Mozart, Beethoven y el “rey de la canción” y el padre del vals vienés - F. Schubert. Sí, es verdad que su carrera fue más bien particular, muchas veces anónima puesto que no era conocido en los oficiales salones de concierto pero tuvo muchos triunfos tocando su música (¡sinfonías incluidas!) en casas privadas y de sus amigos que le adoraban. Aunque Schubert creció en la sombra de los tres clásicos vieneses fue él que inició la época del romanticismo. Creo que nadie como él ha sabido inmortalizar el ambiente y el clima de la capital austriaca de entonces...

    ¡Ánimo Sr Carlos! Estoy con Usted :-)

  • Comentario por Carlos 22.08.17 | 10:59

    ¡Qué bien me viene en estos momentos de zozobra! Gracias

Viernes, 24 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930