Acción-formación social y ética

Razón, utopía e historia en la esperanza con el Crucificado-Resucitado

17.04.17 | 06:09. Archivado en Iglesia, Religiones

Decía Hegel que la historia es el dinamismo de la conciencia de la libertad, ya que el mismo pensamiento o filosofía se confronta con esa nada o absurdo que es la negación de toda razón, vida y libertad. El Por qué existe el ser y no la nada que indica Heidegger, o la nada y no el ser, la muerte e injusticia de los pobres, con la historización de Ellacuría. La historia de la humanidad, con su razón o pensamiento y cultura, se caracteriza por esta búsqueda e inquietud de un mundo mejor, más libre, con más ser y alma, más vida, justicia y bien. Así lo presenta la Biblia que, como señaló el también filosofo E. Bloch, es un libro que contiene una colección de utopías, un hilo rojo con “el principio-esperanza” que orienta en el horizonte utópico y liberador. La experiencia humana y espiritual nos mueve, el alma de la persona que expresa la trascendencia y el espíritu nos guía. "Pensar es trascenderse. La razón no puede florecer sin esperanza; la esperanza no puede hablar sin razón", tal como nos seguía enseñando ese filosofo de la utopía y de la esperanza que es Bloch.

>> Sigue...


Filosofía y la sabiduría de la Cruz

11.04.17 | 20:04. Archivado en Religiones, Ética

A lo largo de la historia, ya que está en su propio ser, las personas y lo pueblos se han preguntado y asombrado ante la existencia. De esa curiosidad, preguntas y asombro nació el amor a la sabiduría (filosofía) que trata de emplear la razón en esa búsqueda de las cuestiones o preguntas más profundas de la vida: de dónde vengo, quién soy, a dónde voy; los trascendentales de la verdad, el bien y la belleza; qué puedo conocer (verdad y metafísica), qué debo hacer (moral) y qué me cabe esperar (trascendencia, religión y Dios) que se sintetizan en qué es el hombre (antropología trascendental y trascendente); el mal, sufrimiento, injusticia y la muerte. Dichas cuestiones u otras similares que, asimismo, han marcado la búsqueda de la experiencia religiosa y de la fe. La razón o filosofía y la fe con la teología- fruto de la reflexión de esa experiencia religiosa-, cada una desde su propia especificidad, han tratado de afrontar dichas preguntas, en la búsqueda del sentido de la vida, del significado y realidad de la existencia.

>> Sigue...


La memoria de los mártires y la vida de la teología de la liberación

28.03.17 | 22:36. Archivado en Iglesia, Doctrina social de la Iglesia

En estos días atrás, hemos estado celebrando el aniversario del martirio de Mons. Romero en muchos lugares del mundo, por ejemplo, en Ibarra, Norte de Ecuador, en la tumba de otro testimonio como es Mons. L. Proaño, nacido en Ibarra. En esta celebración, estuvieron conocidos autores y pensadores como F. Houtart o F. Betto al que el gobierno de Ecuador, con su presidente R. Correa, acaba de condecorar por la obra y testimonio de vida del fraile dominico brasileño. Estos testimonios de la fe e iglesia son representantes de la iglesia que, como quiso Jesús, está al servicio del Reino de Dios y su justicia, iglesia pobre con los pobres en su promoción y liberación integral. Toda esta Espiritualidad y Teología de la Liberación (TL), que se fecunda con dichos testimonios o con las comunidades eclesiales de base (CEB), es “una bocanada de aire fresco para la Iglesia. Es una manera de hacer teología desde la experiencia de fe compartida con la gente", como ha dicho muy bien, en una reciente entrevista, el P. Arturo Sosa, General de la Compañía de Jesús”.

Efectivamente, en la línea de lo que sigue comentando el P. Sosa en dicha entrevista, la iglesia latinoamericana con sus testimonios proféticos-martiriales como Mons. Romero, sus CEB y la TL recepcionan, actualizan y aplican el Vaticano II en Latinoamérica. Frente a lo que algunas veces se dice y todavía se escribe, no es cierto que la TL fuera condenada por la iglesia y por los Papas. En todos estos testimonios, autores, pensadores y teólogos, unidos a la TL, ha podido surgir alguna carencia, error o límite propio de la actividad humana. Pero junto a lo anterior, como ha sido estudiado y lo ha reconocido la iglesia con su Doctrina Social, las CEB y TL también nos han mostrado verdad, bien y belleza, claves fundamentales e imprescindibles de la fe. Así lo transmitieron los Obispos latinoamericanos en Medellín, Puebla…hasta llegar a Aparecida. Lo han reconocido los Papas como Pablo VI (EN 29-31, 58), S. Juan Pablo II (RM 51, CA 26), los Obispos Españoles (IP 143) y el propio Cardenal G. L. Müller, actual Prefecto para la Congregación de la Doctrina de la Fe.

El Card. Müller recientemente publicó dos obras conjuntas sobre la TL, la última con prólogo del Papa Francisco, con el teólogo peruano, sacerdote y religioso dominico Gustavo Gutiérrez, que es considerado como el "padre de la TL". En donde valora todo lo bueno y verdadero de la TL. Como enseña Juan Pablo II, "estamos convencidos nosotros y ustedes de que la Teología de la Liberación es no sólo oportuna sino útil y necesaria" (Carta a la Conferencia Episcopal de Brasil). Y, en otra reciente entrevista, junto estos límites y carencias ya señaladas, el Papa Francisco afirma también que la TL es “una cosa positiva…La teología de la liberación tuvo aspectos positivos”. Como se está estudiando, el Papa Francisco ha bebido de una de estas corrientes de la TL como es la argentina, denominada teología del pueblo o de la cultura con autores relevantes como L. Gera, R. Tello y el jesuita J. C. Scannone que, además, fue formador del Papa.

En este sentido, Mons. Escobar Alas, actual Arzobispo de San Salvador, ha publicado sus dos primeras e importante Cartas Pastorales, como es la titulada “Ustedes darán también testimonio, porque han estado conmigo desde el principio”. En Ellas se expone muy bien la realidad de estos testigos y mártires. Como son los de la iglesia del Salvador como Mons. Romero, los jesuitas R. Grande, I. Ellacuría, I. Martín-Baró y sus compañeros jesuitas-mártires de la UCA etc. De esta forma, la iglesia latinoamericana, junto a otras del Tercer Mundo o Sur empobrecido, con todos estos testimonios y mártires se muestra como una iglesia con credibilidad, profecía y coherencia. Una iglesia misionera en salida hacia las periferias, desde el reverso de la historia. Iglesia pobre con los pobres que, en el principio-misericordia, acoge en su corazón y mismas entrañas de madre el sufrimiento e injusticias que padecen los pueblos crucificados por la inequidad, de los pobres de la tierra y las víctimas de la historia. En el seguimiento de Jesús y su Espíritu de Vida, es una iglesia profética y martirial que en la Gracia (Don) del amor, con la fraternidad solidaria, entrega la vida por los otros, que se gasta por los demás, para que los pueblos y humanidad tengan vida abundante, digna, plena y eterna.

En su misión al servicio del Evangelio y de las personas, la iglesia anuncia el Reino de Dios y denuncia proféticamente todo lo que vaya en contra de su justicia con los pobres, todo aquello que impide la vida y dignidad de todo ser humano. La iglesia que celebra al Dios y sacramentos de la vida en la liturgia. Acogiendo en el bautismo la filiación divina, el ser hijos de Dios con la justicia y fraternidad solidaria, la Pascua del Dios Revelado en Cristo Crucificado-Resucitado. Con su amor y salvación liberadora de todo mal, pecado e injusticia como asimismo se nos manifiesta en la Eucaristía, mesa compartida y banquete del amor fraterno. Sacramento de comunión de vida, de bienes y compromiso por la justicia con los pobres de la tierra. No se puede afirmar el sacramento de Cristo Pobre-Crucificado en la Eucaristía sin, al mismo tiempo, reconocerlo en el sacramento del pobre u oprimido con la entrega de la vida al servicio de la caridad y promoción de la justicia. Es la iglesia de la koinonía y de la diakonía que sirve en la caridad, justicia y liberación integral con los pobres de la tierra, en la promoción de la dignidad, derechos humanos y desarrollo, liberador con los pueblos del mundo.

La lucha por la paz, la justicia y el desarrollo integral son realidades constitutivas de la misión de la fe e iglesia, de la verdadera caridad que es inseparable de la justicia en la opción por los pobres y que tiene un inherente carácter público, social y político, la caridad política. El amor social y caridad política que busca el bien común, las condiciones humanas y socio-históricas para el desarrollo digno de las personas, la civilización del amor y la justicia liberadora con los pobres, que va a las causas del mal e injusticia. Frente al humillante paternalismo asistencialista, la constitutiva caridad social y política va a las raíces o causas de los problemas, al pecado personal y del mundo, el pecado histórico y estructural. Esos mecanismos perversos y estructuras sociales (económicas, políticas o culturales) de pecado que van en contra de la vida y dignidad de la persona, que generan la desigualdad, injusticia e inequidad del hambre y de la pobreza. Es la caridad más verdadera que sirve para que las personas, los pueblos y los pobres sean sujetos protagonistas en la misión, en su promoción, desarrollo y liberación integral. Como es la mujer, pobre y excluida entre los pobres. La TL tiene rostro femenino en la dignidad, protagonismo y existencia de la mujer, de las empobrecidas y excluidas que, en sus luchas liberadoras por la vida, nos manifiestan al Dios de la vida .

De ahí que la fe en este amor y caridad sociopolítica, que promueve la justicia, defienda los principios y valores del destino universal de los bienes, que tiene la prioridad sobre la propiedad y que solo es justa si cumple con su finalidad social. Con esta distribución justa de los recursos, el reparto equitativo y acceso común de los bienes. El principio de la civilización del trabajo, la dignidad del trabajador con una economía al servicio de las necesidades vitales de la personas o pueblos, que está antes que la civilización del capital, que el beneficio; o que la libertad de mercado, que para ser real debe estar fundamentada en esta ética liberadora. Es vivir el principio y valor de la civilización de la pobreza. Esto es, la pobreza evangélica y vida austera-sobria en la solidaridad, el compartir y comunión de vida, de bienes y de luchas liberadora con los pobres de la tierra, con el cuidado de vida y de la casa común en una ecología integral; frente a la civilización de la riqueza, el egoísmo con la idolatría del poder y del dinero-ser rico, del individualismo posesivo e insolidario, de la propiedad y del tener convertidos en ídolos que destruyen la vida y al planeta.

Por tanto, la caridad y la justicia en la opción por los pobres nos lleva a luchar contra todos estos sistemas e ideologías perversas. Como los que idolatran al poder y al estado que niega la libertad, como el comunismo colectivista o colectivismo, o al capital, mercado, propiedad y riqueza-ser rico convertidos en falsos dioses como impone el liberalismo. El liberalismo economicista o neoliberalismo con el capitalismo domina en la actualidad, con una economía que mata e impide la justicia, con el fundamentalismo y dictadura del mercado-capital, con el fetichismo del dinero. El ídolo de la riqueza-ser rico que sacrifica, en el altar del beneficio, a las personas, a los pueblos y a los pobres. Como aconteció con Jesús, por todo este servicio de la fe, en la entrega por amor, de la vida y de la justicia con los pobres persiguieron, calumniaron y asesinaron a todos estos (nuestros) mártires. Tal como se mostró con Jesús, el pecado del mundo e histórico con sus tentaciones malignas, el egoísmo con sus ídolos del poder, de la buena vida (hedonismo) y la riqueza-ser rico crucificaron a nuestros mártires. Este pecado e idolatría del mundo rechazó la propuesta y alternativa de ese otro mundo posible, la tierra (humanidad) nueva y los cielos nuevos, que nos regala el Reino de Dios encarnado en Jesús y su iglesia pobre con los pobres. Pero el mal, el pecado e injusticia no tienen la última palabra. Sino la fe y el amor en la esperanza desde la Pascua del Dios Crucificado-Resucitado que, en Cristo Liberador, nos salva y da la vida plena, eterna. Con la comunión de los santos y mártires que desde el cielo interceden por nosotros.


La apuesta del Papa Francisco al mejor postor, la crediblidad del Evangelio e Iglesia

20.03.17 | 18:06. Archivado en Iglesia, Ética

Actualmente, desde diversos frentes e ideologizaciones, integrismos y supuestos “progresismos”, se intensifican las descalificaciones y ataques, irracionales e indiscriminados, al Papa Francisco. Se juzga y condena al Papa de forma sesgada, con poca ética y escaso Evangelio, con una insuficiencia cultural y formativa. Atrapando a Francisco en los moldes cerrados de las ideologizaciones y sectarismos de todo tipo. Lo cual impide ver la verdad, bien y belleza de su mensaje y testimonio, la profundidad de la enseñanza y del testigo de la fe que es el Papa Francisco. Los Papas, como los seres humanos que son, tienen sus límites y carencias, sus luces y sus sombras…Ellos mismos con la iglesia, como constantemente está haciendo Francisco, reconocen su fragilidad y condición limitada. Piden perdón por sus errores y tratan de seguir el camino de conversión (cambio) de vida, en la fidelidad al Evangelio, a la ética y a una vida honrada. Más, en los Papas y la iglesia reluce la gracia, la santidad y el amor de Dios, el Evangelio de la fraternidad solidaria, de la paz y de la justicia con los pobres de la tierra.

>> Sigue...


Sabiduría y santidad de Mons. Romero con Francisco: caridad política-doctor moral

13.03.17 | 18:57. Archivado en Iglesia, Ética

Estamos en el cuarto aniversario del Ministerio Petrino del Papa Francisco. Uno de cuyos frutos, entre otros, ha sido la beatificación de Mons. Romero que abrió Juan Pablo II y se espera que, pronto, sea canonizado por el Papa este mártir salvadoreño. En este sentido, en el ámbito de la iglesia, se está proponiendo y discerniendo la sabiduría de Mons. Romero para que alcance igualmente su proclamación como Doctor de la Iglesia. Sería más que apropiado que se declarase a Mons. Romero como Santo y Doctor de la iglesia ya que, creemos, es todo un modelo de santidad y sabiduría de la fe e iglesia. Muy actual y vivo para la entraña de la tradición-enseñanza católica, tal como nos han trasmitido en nuestra época los Papas como Francisco. Ya en vida, a Mons. Romero se le reconoció esta sabiduría y cultura, otorgándole "dos doctorados honoris causa" por Universidades relevantes como la de Lovaina. Su Discurso al recibir dicho doctorado honoris causa, “La dimensión política de la fe desde la opción por los pobres”, está considerado como el testamento teológico y sociopolítico de Mons. Romero. Cuando murió, se le concedieron algunos más por otras Universidades del Salvador. Recordamos aquí otro testimonio y mártir como es el jesuita R. Grande, también en proceso de beatificación, que tanto marcó a Mons. Romero y del que se celebra el 40 aniversario de su martirio.

>> Sigue...


Ciencia, filosofía y género

08.03.17 | 00:42. Archivado en Doctrina social de la Iglesia, Ética

INTRODUCCIÓN

En la actualidad, se suceden los debates sobre la cuestión compleja y delicada del género en donde, en muchas ocasiones, se cae en la descalificación del otro e incluso en el insulto o violencia. Trataremos de acercarnos a dicha cuestión con respeto, liberándonos de toda ideologización, respetando al otro, a toda persona de cualquier condición u opinión, pensando en el bien de las personas, en especial de los menores. Y de esta forma, a la misma vez, ir exponiendo lo que nos va mostrando la ciencia y el pensamiento como es la filosofía, la cultura en general. En esta línea, como hemos apuntado, nos adentramos en una cuestión muy actual, debatida y compleja pero no menos importante y significativa, en especial para la fe. Ya que, en el fondo de estas cuestiones, late una concepción antropológica, la compresión de la persona, el significado e identidad del ser humano.

>> Sigue...


La Iglesia y el pueblo canario

03.03.17 | 05:31. Archivado en Iglesia, Doctrina social de la Iglesia

Quien conozca e investigué la historia y cultura del pueblo canario, podrá comprobar que, desde sus primeros pobladores- los conocidos como aborígenes canarios-, nos manifestaron la realidad que estudia la filosofía y las ciencias de las religiones. Esto es, la experiencia de búsqueda y apertura a la trascendencia, la espiritualidad del encuentro con Dios y una vida plena, eterna. La fe cristiana e iglesia católica realiza este encuentro con dicha experiencia de Dios, revelada en el Evangelio (Buena Noticia) de Jesús de Nazaret, y se va desarrollando a lo largo de la historia de Canarias. La primera Iglesia Canaria, con sus Obispos, promovieron una transmisión de la fe con un desarrollo humano e integral. La Iglesia sirve a esta misión con la promoción de la fe, espiritualidad y de la persona en todas sus dimensiones, con la defensa de la vida y dignidad de los canarios, con el compromiso por la paz y la justicia liberadora. Efectivamente, frente a la dominación e injusticia que padecían estos primeros nativos canarios, la iglesia con sus Obispos y Papas promovieron su dignidad, derechos y liberación integral, por ejemplo, de la lacra de la esclavitud.

>> Sigue...


Economía, terrorismo y fe con Francisco: para vivir la Cuaresma

28.02.17 | 04:40. Archivado en Doctrina social de la Iglesia, Ética

Nos adentramos en la Cuaresma y, en este tiempo, la Palabra de Dios con el Evangelio, como nos muestra el Papa Francisco, nos da las claves del sentido y vivencia de la fe. El Papa Francisco nos enseña, en su mensaje de cuaresma para este año, que “el apóstol Pablo dice que «la codicia es la raíz de todos los males» (1 Tm 6,10). Esta es la causa principal de la corrupción y fuente de envidias, pleitos y recelos. El dinero puede llegar a dominarnos hasta convertirse en un ídolo tiránico (cf. EG 55). En lugar de ser un instrumento a nuestro servicio para hacer el bien y ejercer la solidaridad con los demás, el dinero puede someternos, a nosotros y a todo el mundo, a una lógica egoísta que no deja lugar al amor e impide la paz… El Evangelio condena con tanta claridad el amor al dinero: «Nadie puede estar al servicio de dos amos. Porque despreciará a uno y querrá al otro; o, al contrario, se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero» (Mt 6,24)”.

>> Sigue...


Justicia y movimientos populares con el Papa Francisco, signo de los tiempos

20.02.17 | 03:57. Archivado en Iglesia, Doctrina social de la Iglesia

Otro profundo mensaje del Papa Francisco a los movimientos populares (MP), esta vez reunidos en California, que expresa muy bien el significado de la justicia social, cuyo Día Mundial celebramos este 20 de Febrero. En dicho mensaje a estos MP, exclamó el Papa: “¡me alegra tanto verlos trabajar juntos por la justicia social!”; y anima y fortalece a dichos MP, “a cada uno de ustedes, a sus organizaciones y a todos los que luchan por las tres T: “tierra, techo y trabajo”.

>> Sigue...


Globalización, exclusión y teología iberoamericana

14.02.17 | 05:04. Archivado en Iglesia, Doctrina social de la Iglesia

Se ha llevado a cabo el Primer Encuentro Iberoamericano de Teología, “el presente y el futuro de una teología iberoamericana inculturada en tiempos de globalización, interculturalidad y exclusión”. Organizado para analizar, como estos temas de actualidad, se ven dentro del Magisterio del Papa Francisco y que tuvo lugar en el Boston Collegue de Estados Unidos, Universidad de los Jesuitas. En dicho encuentro, participaron autores y teólogos de reconocida relevancia como el dominico Fr. Gustavo Gutiérrez, considerado como el padre de esta teología liberadora. Los argentinos Carlos María Galli y Juan Carlos Scannone, jesuita que fuera formador del Papa, o Rafael Luciani, teólogo venezolano y organizador del evento, todos ellos conocedores en profundidad del pensamiento del Papa Francisco. A partir de las cuestiones tratadas en este importante evento, a la luz de la realidad actual, social e histórica, trataremos de exponer una serie de claves y apuntes para la fe, la teología y la historia en que nos encontramos como es acogida y enseñada por la iglesia.

>> Sigue...


Género y mujer desde la antropología en diálogo con la fe

08.02.17 | 16:28. Archivado en Iglesia, Religiones

Nos adentramos, como se titula este artículo, en una cuestión muy actual, debatida y compleja pero no menos importante y significativa, en especial para la fe. Ya que, en el fondo de estas cuestiones, late una concepción antropológica, la compresión de la persona, el significado e identidad del ser humano. En diferentes cosmovisiones antropológicas y espirituales, tales como las religiones monoteístas (judaísmo cristianismo o islam), movimiento obrero, indígenas etc. se nos presenta al ser humano desde la igualdad, complementariedad y diversidad entre un hombre y una mujer (cf. Gen 1-2). De esta forma, el ser humano y su cuerpo, en su constitución y diversidad masculina-femenina, tiene una dignidad e igualdad inviolable, sagrada ya que es imagen y semejanza de Dios.

>> Sigue...


Comunión, diálogo y ética en la iglesia con el mundo

31.01.17 | 00:32. Archivado en Iglesia, Ética

Como analizan los estudios y la simple observación de la realidad, vivimos tiempos de conflictos, disputas e incomprensiones, de exclusiones e integrismos o sectarismos de diferente signo y condición. Tanto dentro de las iglesias, por ejemplo en la iglesia católica, como fuera de ellas, de las iglesias con el mundo y en la humanidad en general. Parece que, como nos enseña la fe e iglesia, no somos capaces de un diálogo crítico, sincero y fraterno en donde, sin renunciar a las propias convicciones y a lo verdadero (bueno-justo), acojamos e integremos la verdad, bondad y belleza del otro. De lo que se sigue, pues, esta mutua descalificación y negación del otro, de los otros y grupos o comunidades que no sean “las mías”. Está cerrazón y negación, llevada al extremo, origina las rupturas, divisiones y separaciones con los otros como ha ocurrido en el seno de las religiones e iglesias, por ejemplo como (caso reciente) los lefebvristas u otros grupos cerrados e integristas como las sectas.

>> Sigue...


Lunes, 24 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930