Acción-formación social y ética

Inteligencias y espiritualidad desde I. Ellacuría con San O. Romero

15.11.18 | 05:40. Archivado en Iglesia, Doctrina social de la Iglesia

Un año más, en este tiempo, se nos juntan 3 fechas muy significativas: el día mundial de la filosofía, el aniversario del martirio de Ellacuría con sus compañeros jesuitas de la UCA y la jornada mundial de los pobres. En Ellacuría junto a su admirado Mons. Romero, que tanto marcó la vida del mártir jesuita, se muestra una auténtica filosofía. Nos transmite una cualificada inteligencia inspirada en la fe, en la espiritualidad con la promoción de la justicia con los pobres de la tierra que llevó a Ellacu al martirio. Con su filosofía siguiendo al maestro X. Zubiri, e inspirado en la espiritualidad y testimonio de Mons. Romero, Ellacuría nos legó un filosofía de la inteligencia que se religa a lo real y es honrada con la realidad.

Frente a todo idealismo o emotivismo (como el posmoderno) e individualismo burgués, Ellacuría nos comunica esa inteligencia más global, histórica y trascendente que contempla la multidimensionalidad, respectividad y dinamismo de la realidad con su apertura a la trascendencia. Aquella inteligencia cognoscitiva (intelectiva) que se hace cargo de la realidad. Y que, por tanto, emplea las mediaciones de la razón como son las ciencias para aprehender las dimensiones físicas, biológicas, materiales, corporales, socio-económicas y políticas de lo real. La inteligencia ética y sentiente (afectiva-pasional) que carga con la realidad, en el “principio misericordia” y la moral de la com-pasión que asume vitalmente el sufrimiento, mal e injusticia que padecen los otros, los pueblos y los empobrecidos.

Esa inteligencia práctica que se encarga de la realidad, en la praxis de la solidaridad y la justicia con la opción por los pobres como sujetos de su promoción liberadora e integral, los pueblos como protagonistas de su verdadero desarrollo y liberación global. Y la inteligencia espiritual que acoge el don de los otros y del Otro, del Dios de la vida que con su Gracia nos ama y libera de todo mal, pecado e injusticia para que vivamos en santidad, en amor fraterno y justicia.

Ellacuría con Romero plantean así una inteligencia mental, una mentalidad coherente y profunda, que es movida (animada) por los valores e ideales que nos dan sentido y felicidad en la vida. Tales como la fraternidad, la paz y la civilización de la pobreza. En la solidaridad de vida, de bienes y compromisos con las causas justas de los pobres que nos humaniza, nos libera del mal personal y de la civilización de la riqueza con sus ídolos del poseer, del tener y de la codicia.

La inteligencia social que promueve la justicia con los oprimidos, los excluidos y los empobrecidos, que impulsa la civilización del trabajo con la dignidad del trabajador y sus derechos como es un salario justo; con una economía al servicio de las necesidades, posibilidades y capacidades de los pueblos en un desarrollo humano liberador e integral. En oposición a la civilización del capital, del lucro y beneficio como motor de la historia. Esta inteligencia social articula y une inseparablemente la libertad con la justicia, la igualdad con la democracia real. El bien común más universal con la gestión de los pueblos como autores de su destino, en la búsqueda de la justicia y liberación integral. Integra la conversión personal y la transformación socio-estructural con la pobreza solidaria, la justicia social y el destino universal de los bienes, con un reparto en equidad de los recursos, que está por encima de la propiedad. En contra de los sistemas e ideologías perversas dominantes, como son el neoliberalismo y el capitalismo o el comunismo colectivista (colectivismo).

Una inteligencia ecológica e intercultural que, en esta vida de pobreza solidaria y de lucha por la justicia con los pobres, rechaza el consumismo, la acumulación y despilfarro de bienes que llevan a la destrucción del ambiente y de las culturas. La naturaleza y las culturas deben ser protegidas con todo lo verdadero, bello y bueno que nos transmiten. La inteligencia biológica-corporal que respeta y cuida lo físico, el cuerpo en su constitución, configuración y madurez para asegurar y desarrollar la vida. Esta inteligencia humana y bioética posibilitadora de la vida en todas sus fases, desde el inicio con la fecundación, en cada aspecto y dimensión; con el amor fiel y fecundo de un hombre con una mujer, abierto a esa vida, a los hijos, a las familias en la solidaridad, el bien común y la militancia por la justicia con los pobres. Frente a los ídolos del poder y del dinero que dan muerte, sacrificando la existencia del ser humano en su altar.

Y la inteligencia mística que se religa en comunión con la raíz y trascendencia de lo real: el Dios de la vida que nos salva y libera integralmente ya en la historia; con su plenitud en la tierra nueva y en los cielos nuevos, en la existencia trascendente, escatológica y eterna. Es la inteligencia de la santidad, que lleva a discernir el signo permanente de los tiempos. Esto es, los pueblos crucificados por el mal e injusticia, presencia (sacramento) real de Cristo pobre-crucificado, a los que hay que bajar de la cruz revirtiendo la historia, para lanzarla en la dirección de la salvación y gracia liberadora de Dios.

Como afirma Ellacuría, el “nuevo cielo y la presencia de Dios en la nueva tierra, que va posibilitando y animando el que Dios sea todo en todos y en todo (1 Cor 15, 28), porque Cristo lo es todo para todos (Col 3, 11)…La dinámica soteriológica de la fe cristiana historizada en hombres nuevos, que siguen anunciando firmemente, aunque siempre a oscuras, un futuro siempre mayor, porque más allá de los sucesivos futuros históricos se avizora el Dios salvador, el Dios liberador” (Utopía y profetismo desde América Latina).


Santidad, vida y el principio de encarnación

01.11.18 | 05:53. Archivado en Iglesia

Este artículo tiene su raíz en mi reciente viaje académico a Cuba, como profesor en el Diplomado de Filosofía Moral del Centro de Investigación Social Avanzada (CISAV) en La Habana. La providencia de Dios hizo que me encontrara con el querido Fr. Jesús Espeja OP, religioso sacerdote dominico español.. Uno de los teólogos y pensadores más significativos de nuestra época, un maestro (sabio) y testimonio espiritual, misionero y moral al servicio de la fe y de la justicia con los pobres de la tierra. Desde estas experiencias vividas y por estas fechas donde hacemos memoria de todos los santos, presentamos la trascendencia de la santidad en la fe e iglesia; igualmente de la mano de Francisco con su bella Exhortación Apostólica “Gaudete et exsultate" (GE), sobre la llamada a la santidad en el mundo contemporáneo. Y es que la santidad es lo más decisivo e imprescindible, con la entrega de la vida a Dios y al otro que nos da la alegría, una vida feliz y realizada. “El Señor lo pide todo, y lo que ofrece es la verdadera vida, la felicidad para la cual fuimos creados. Él nos quiere santos y no espera que nos conformemos con una existencia mediocre, aguada, licuada” (GE 1).

>> Sigue...


Misión, formación y testimonio

21.10.18 | 07:10. Archivado en Iglesia, Doctrina social de la Iglesia

Por el tan significativo día del DOMUND (Domingo Mundial de las Misiones), seguimos tratando de transmitir nuestra experiencia misionera, que ya se acerca a los 4 años en América Latina. En todo este tiempo, como misionero laico, hemos pretendido servir a la fe, a la cultura y a la justicia con los pobres de la tierra. Tal como nos enseña esa fe e iglesia, es la misión desde el seguimiento de Jesús en el Espíritu, al servicio del Reino de Dios y su justicia. El Reino de vida, de paz y de amor fraterno en solidaridad con los pobres, que nos va salvando liberadoramente del pecado del egoísmo con sus ídolos de la riqueza-ser rico, del poder y de la violencia.

>> Sigue...


San Romero y San Pablo VI, modelos para la juventud

14.10.18 | 06:48. Archivado en Iglesia, Ética

Los queridos Oscar A. Romero, arzobispo mártir salvadoreño, y San Pablo VI son declarados santos, un regalo y alegría del pueblo de Dios para toda la humanidad. Ahora que en la iglesia estamos celebrando el sínodo sobre la juventud, la santidad de Romero y Pablo VI deben ser ejemplo para los jóvenes, para toda persona. Todo ser humano, en especial el joven, lleva en lo más profundo de su ser el deseo de ser sujeto gestor y transformador del mundo e historia; vivir en esa entrega para amar fraternal y solidariamente en la lucha por la paz, por el bien común universal y la justicia con los pobres de la tierra. Y, de esta forma, buscar la verdad, la belleza y el bien. Trascenderse en ese amor a los otros y al Otro, a Dios mismo que nos enraíza y colma en estos anhelos de paz, justicia y vida espiritual, plena y eterna. De todo lo anterior, Mons. Romero y Pablo VI son modelos para la juventud.

>> Sigue...


San Pablo VI, testimonio de la fe, misión y ética

21.09.18 | 14:22. Archivado en Iglesia, Doctrina social de la Iglesia

El Concilio Vaticano II nos mostró que la iglesia siempre se encuentra en estado de reforma. En el sentido que constantemente se tiene que estar actualizando y renovando, conforme a la fidelidad del Evangelio de Jesús que se encarna en los signos de los tiempos e historia. Eso mismo pretendió el Concilio que inició San Juan XXIII y llevó a buen puerto San Pablo VI, ese “aggiornamento” que se pone en sintonía con las llamadas y presencia de Dios por su Espíritu en el mundo, actuante en la realidad histórica. Debemos seguir conociendo, valorando y poniendo en práctica el acontecimiento conciliar con el legado de estos dos Papas Santos. En esta línea, creemos que no se conoce y valora como es debido a Pablo VI, que pronto será canonizado junto a otro testigo de la santidad como es Mons. Romero. Gracias a Dios, con motivo de esta canonización, se está profundizando en su figura y ministerio con diversas actividades, publicaciones, etc.

>> Sigue...


El legado de Medellín con Mons. Romero para la santidad en tiempos de crisis

03.09.18 | 06:58. Archivado en Iglesia, Ética

A nadie se le esconde que, en el mundo y en la iglesia, estamos sufriendo una época de crisis con escándalos, abusos, crímenes e ideologías que pervierten la realidad de lo humano y de la fe. Frente a ello, no podemos desanimarnos ni dejar que siga toda esta crisis, que va en contra de la entraña de la persona y del Evangelio. Tal como nos transmite la fe católica. Al Papa Francisco le gusta repetir la frase memorable de Léon Bloy, significativo escritor. “Hay una frase célebre del escritor francés Léon Bloy, que en los últimos momentos de su vida decía: «existe una sola tristeza en la vida, la de no ser santos». No perdamos la esperanza en la santidad, recorramos todos este camino. ¿Queremos ser santos? El Señor nos espera a todos con los brazos abiertos; nos espera para acompañarnos en este camino de la santidad. Vivamos con alegría nuestra fe, dejémonos amar por el Señor... pidamos este don a Dios en la oración, para nosotros y para los demás” (Francisco, Audiencia Miércoles 2 de octubre de 2013).

>> Sigue...


Ética, fe e iglesia ante el mal y sus ideologías

27.08.18 | 07:07. Archivado en Iglesia, Ética

Las diversas tradiciones morales, espirituales y eclesiales con sus santos o doctores, junto al magisterio de los Papas como Francisco, se han enraizado en una vida de fe y santidad, una existencia honrada y ética que no se haga cómplice del mal e injusticia. La maldad y pecado más habitual, sutil y profundo es esta pasividad y complicidad ante el mal, la mentira e ideologías que lo justifican y deforman la realidad, que manipulan la verdad real. Y es que, permanecer en la pasividad e indiferencia ante el mal e injusticia, es convertirte en cómplice y colaborador de dicho mal, opresión, desigualdad e injusticia, es mantener el orden injusto establecido.

>> Sigue...


Ecología humana e integral con el buen vivir en el III Aniversario de Laudato si'

10.07.18 | 05:27. Archivado en Doctrina social de la Iglesia, Ética

Hemos estado celebrando los tres años de la publicación de la encíclica Laudato si' (LS), sobre el cuidado de la casa común, del Papa Francisco. En donde destaca el evento realizado recientemente en Roma con la participación de diversos grupos, comunidades eclesiales e indígenas para seguir profundizando sobre este bello e imprescindible documento de LS. Tal como estamos experimentado en Ecuador-América Latina con dichas comunidades, en LS se nos muestra una ecología humana e integral que manifiesta el auténtico buen vivir, como nos transmiten dichas comunidades. Es esa inter-relación recíproca y solidaria entre el ser humano, el ambiente y Dios mismo (LS 138-155) con una espiritualidad ecológica y ética del cuidado, que escucha el grito de los pobres de la tierra junto al clamor de la naturaleza.

>> Sigue...


Gracia, espiritualidad de encarnación y militancia frente a las ideologías

04.07.18 | 05:20. Archivado en Iglesia, Doctrina social de la Iglesia

Recientemente, en la Universidad Católica San José, el Nuncio del querido Papa Francisco en Perú con motivo de un homenaje realizado al Sucesor de Pedro, ha recomendado leer y difundir el segundo capítulo de su reciente Exhortación Apostólica “Gaudete et exsultate” (GS). Estas cuestiones ya habían sido tratadas en la Carta “Placuit Deo” (PD 3-4), sobre algunos aspectos de la salvación cristiana, realizada por la Congregación de la Doctrina de la Fe (CDF) y aprobada por Francisco que recomendamos vivamente leer. Ciertamente, toda esta enseñanza de la CDF y Francisco es muy interesante e importante, nos alerta y previene sobre errores e ideologizaciones de la fe que, en la actualidad, están adquiriendo relevancia. Son, por ejemplo, “el gnosticismo y el pelagianismo. En ellas se expresa un inmanentismo antropocéntrico disfrazado de verdad católica… Dos formas de seguridad doctrinal o disciplinaria que dan lugar a un elitismo narcisista y autoritario” (GE 35).

>> Sigue...


Ecología, bioética y buen vivir desde Francisco

29.06.18 | 04:59. Archivado en Doctrina social de la Iglesia, Ética

Una vez más, otro histórico e imprescindible mensaje del Papa Francisco, esta vez, en la XXIV Reunión General de la Academia Pontificia para la Vida. En la línea de su magisterio, con documentos tan importantes como Laudato si' (LS) o Amoris Laetitia (AL), Francisco nos enseña una "ecología humana llamada a considerar la calidad ética y espiritual de la vida en todas sus fases. Hay una vida humana concebida, una vida en gestación, una vida salida a la luz, una vida niña, una vida adolescente, una vida adulta, una vida envejecida y consumada y existe la vida eterna. Hay una vida que es familia y comunidad, una vida que es invocación y esperanza. Como también existe la vida humana frágil y enferma, la vida herida, ofendida, envilecida, marginada, descartada. Siempre es vida humana”.

>> Sigue...


Síndrome de la manada, patologías sociales y revolución psico-cultural

23.06.18 | 16:44. Archivado en Ética, Política

Aquí dejo mi reflexión sobre el caso de "la manada". Sinceramente, creo que la chica tenía razón y los jueces no han acertado. Ya que hay bastantes evidencias, no solo en este caso, para pensar que la manada abusó y violó a esta joven u otras. No voy a juzgar la conciencia o mala fe de los jueces, eso solo Dios, pero como digo creo que se han equivocado. Ahora, no debemos caer en el puritanismo e individualismo e incluso en la hipocresía. Hay que realizar un análisis psico-humano, cultural, social e histórico para ir a las raíces y causas más profundas de estas problemáticas y males, con una comprensión más global de la realidad. Estos jóvenes de la Manada, como se ha estudiado en su perfil psicológico y social, son a la vez víctimas de una cultura y sociedad-mundo que, cada vez más, pierde los valores éticos, sin principios morales. Esclavizado por el materialismo consumista, el individualismo posesivo e insolidario, el relativismo y hedonismo del placer por el placer con el pasarlo bien, como es el hipersexualismo, sin ningún límite ético.

>> Sigue...


El encuentro con Dios desde el reverso de la historia

07.06.18 | 04:32. Archivado en Iglesia, Doctrina social de la Iglesia

Cuando la vida humana va llegando a su fin o termina con la muerte- en especial de personas que uno valora y estima-, entre otras formas, afrontamos esta situación escribiendo. Es lo que queremos hacer en estas líneas, como memoria agradecida y afectuosa a José Miguel Barreto, recientemente fallecido. Él era amigo y compañero de docencia e investigación en el Departamento de Filosofía y Ciencias Humanas, Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias (ISTIC, Gran Canaria). Y padre de Daniel Barreto, buen amigo, filósofo y asimismo profesor del ISTIC. José Miguel era profesor e historiador de profesión y vocación, especialista de historia contemporánea de la iglesia en Canarias en la que estudió, de forma particular, la aportación eclesial en el campo social. Por ejemplo, investigó a testimonios tan relevantes como A. Pildain, que fuera Obispo de Canarias, un testigo de la fe y del compromiso social frente la dictadura e injusticia.

>> Sigue...


Sábado, 17 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930