CUATRO DIAS EN MALLORCA (para ti ‘amica Renza’ por el impulso)

1.- Septiembre 2012

En los últimos días de ferragosto 2012, fui por vez primera a Mallorca, solo han sido 4 días . Sin ninguna idea preconcebida y tal vez con algún prejuicio-grandes  y agolpados edificios, Tedesci come salchichas, “demasiado turística”…- Amen de las zonas VIP Macaya, modelos, Ibiza etc en zonas muy escogidas-. Bien, nada mas lejos de la realidad, me ha maravillado,  a lo mejor es el espejismo del corto espacio de tiempo.

La ciudad de Palma tiene un casco histórico, recoleto, amigable, lleno de edificios nobles que hablan  de un pasado rico: Jaime I el Conquistador, Los Arabes ilustrados, Judios intelectuales y como no grandes comerciantes (dicen que los  Bonaparte proceden de aquí); El Ayuntamiento (como en Granada hay Gigantes, Dragon y algo parecido a la Tarasca y luego dicen que no somos una nación¡), La belleza del enclave marítimo de la impresionante Catedral no tiene parangón , gótica y marinera, ayudada por Gaudí: bellísima y con unos alrededores de palacios de origen moriscos que nos retrotraen a otros tiempos , otros olores, otras conversaciones; la Lonja, siempre el comercio marítimo e insular. En una mañana y cadenciosamente envueltos por el calor húmedo pero grato, el paseo es reconfortante y estupendo.

A pocos kilómetros de la ciudad de Palma,  está “La Tramontana” una cadena de montañas , en mi ignorancia pensaba de la isla una llanura rodeada de calas mas o menos rocosas, nada mas lejos; la cadena de montañas verdes es lo que la dota de una belleza extrema, aparecen construcciones maravillosas que se difuminan con el paisaje y la vegetación, recordaba la Toscana y la piedra serena: cipreses, palmeras. Valldemossa: Chopin y Georg Sand, Deiá: Robert Graves.

Y como no al norte de la isla ” El Hotel Formentor” y los recuerdos de Agatha Chistie “Problema en Pollensa”, Sir Winston Churchill; Un espacio de otro tiempo, con otra cadencia, jardines inmensos ( kilómetros) y calas maravillosas regadas por un Mediterraneo cálido. Estoy cada vez mas convencida que el verdadero lujo es el espacio.

Port Portals, Flanigan con connotaciones reales; comparado con Puerto Banús le faltan mujeres de ” moral distraída ”   y  divertimento nocturno , parece mas familiar y a lo mejor sobran “pp  pijos”por supuesto muy bello y con naves de gran calado.

Pero el estremecimiento de mi alma se produjo en Deía, en la casa de Robert Graves ( hoy fundación), había leído el Conde Belisario, y visto Yo Claudio ( la espléndida serie producida por la BBC) y hojeado algunos otros que poseo del autor al que admiro profundamente, por su enciclopédico conocimiento del mundo clásico. Su casa se encuentra justo al final de Deía en la primera curva, cuando se acaba este bellísimo pueblo Mallorquín. Aquí  también tiene su casa (  S’Estaca) el actor Michael Douglas, compró la antigua mansión del que fuera Archiduque de Austria Juan Salvador de Habsburgo ( primo del emperador y un gran científico , geógrafo y naturalista).

Sorprende su sencillez, su belleza serena , su estoicismo; no hay alharacas de lujo; habitaciones pequeñas, sobrias, cocina básica con los elementos modernos de la época. Blanco, muebles de madera,  pocos  y sobrios hay una mesa de madera donde trabajaba desde el amanecer y todos los días el gran poeta, el novelista; una pequeña cama, donde parece difícil que cupieran dos personas de cierta envergadura y  sobre todo estanterías , libros, enciclopedias, diccionarios ( las herramientas de trabajo del escritor). La atmósfera te la induce un fantástico y estremecedor video que la ” fundación R.Graves” te permite ver antes de comenzar la visita Y por su puesto su huerto, su bicicleta, Él esta presente.
No se la pierdan si alguna vez visitan este bellísimo pueblo y no dejen de ir al cementerio, allí al lado de la construcción y en el centro se encuentra una simple tumba sobre la tierra, escrita como por un niño: Robert Graves  Poeta ( vivió allí durante cerca de 50 años). Como era obligado compre algún libro del Sr. Graves, concretamente ” adiós a todo eso” autobiografía que termina cuando decide abandonar Inglaterra e instalarse en Mallorca a la que no volvería salvo en contadas fechas , para conferencias , presentación de libros , recoger la medalla del miembro del imperio británico, pero siempre y sobre todo el Poeta se sintió un “payes de Deía”.

Antes de llegar y por la misma carretera nos encontramos con Valldemossa y su Cartuja, un pueblo encantador. Los Mallorquines no son precisamente “la alegría de la huerta” ni su simpatía arrolladora, pero son educados y correctos lo que ya esta bien.

Dicen que cuando viajes,  es conveniente que te hagas con el libro o novela de la ciudad, sea aquel literario o científico, siempre me inclino por la novela, pues bien siguiendo esta idea compré en La Cartuja ” Un invierno en Mallorca” by Georg Sand, al leerlo me ha gustado todavía mas Mallorca ( ¡es que como son los libros¡ si a la belleza le unes el estimulo literario, rozas el cielo) . Este libro, ni es el mejor, ni el mas documentado , ni el mas objetivo ni por supuesto el mejor escrito de Georg Sand.
La Baronesa Dudevant ( 1804-1876) era sobre todo una mujer libre, llega a Mallorca sobre el año 1838-39 a disfrutar de su historia de amor con Chopin al que sacaba bastantes años; y se encuentra con que tiene que cuidar a un enfermo, Chopin estaba tuberculoso, y la Isla y los Isleños le resultan hostiles. Vive entre Palma y La Cartuja de Valldemossa durante un espacio de tiempo no superior a 90 días y justo después escribe este libro, donde pone a los españoles y especialmente a los Mallorquines de la época de ” Chupa Domine” Dice cosas como: …” El sufrimiento engendra el miedo, la desconfianza, el fraude; la lucha en todos los sentidos. El español es ignorante y supersticioso; por consiguiente cree en el contagio, teme la enfermedad y la muerte, esta falto de fe y de caridad. Es miserable y se halla agobiado por los tributos.Por consiguiente es codicioso, egoísta, tramposo con el extranjero…”
Independientemente de su  escaso valor histórico , poco documentado y  literariamente desafortunado. Es muy entretenido y fácil de leer, te da una visión (de finales del XIX obviamente) rápida de Palma y sus alrededores. Lo que mas me ha sorprendido ha sido el Capitulo III, en el que hace la mas concisa, precisa y mejor defensa que haya podido leer sobre D. Juan de Mendizabal y su desamortizacíon ( o destrucción de los conventos) una legislación importantísima en nuestro Páis que desafortunadamente al final lo único que hizo fue hacer mas ricos a los ricos y destrozar un gran patrimonio histórico, pues todos los bienes propiedad de los conventos y del clero , las llamadas ” Manos Muertas” no pasaron a los campesinos, a los comerciantes ni las inmensas tierras adyacentes a los conventos y monasterios se repartieros entre los que debían sino que se las quedaron , por medio de testaferros los ricos de turno.  Georg Sand, convencida liberal e hija de la revolución francesa también habla de la Inquisicion todavía existente, aunque no en la practica , en España.
Leer, viajar, charlar ¿ hay algo mejor en la vida? por cierto también en Deía hay un espectacular restaurante de dos estrellas Michelin ( Hotel La residencia). Quien da mas por cuatro días? , buenos días y buena suerte.

viajes

Comentarios cerrados.