24/7

El cámara nazi que murió en Bolivia

23.09.08 | 13:36. Archivado en fotoperiodismo

La compró, limpió el terreno de árboles y construyó una casa en la que vivió por el resto de su vida, cuidando a sus animales.

"Estaba en el medio de la nada. Recuerdo que acostumbraba a engordar su ganado con marihuana. Tenía 15 perros y numerosos gatos, había también víboras y tarántulas", me dice Beatriz con una sonrisa.

Monika

Irónicamente, su hija favorita, Monika, se unió al grupo guerrillero de izquierda Ejército de Liberación Nacional (ELN) y en 1971 mató a "Toto" Quintanilla, el cónsul boliviano en Hamburgo, el hombre que le había cortado las manos al Che Guevara.

Dos años más tarde Monika fue ultimada por militares bolivianos en las calles de La Paz.

Monika era su hija favorita. Mi padre era muy frío con nosotros y ella era la única a la que quería. Él nació como resultado de una violación, mi abuela nunca le demostró cariño y eso lo marcó para siempre, él sólo le mostraba afecto a Monika.

Él quedó en shock cuando ella se unió a las guerrillas, la echó de la granja. Monika se transformó en la mujer más buscada de toda Sudamérica.

Mi hermana pasó cuatro años con la guerrilla y nos escribía una vez por año diciéndonos que no nos preocupáramos, que ella estaba bien, pero nunca la volvimos a ver. Mi padre supo de su muerte por la radio 'La voz de Alemania'. El gobierno de Bolivia nunca nos entregó su cuerpo.

En La Dolorida, vestido de militar

En Bolivia, Erlt continuó con su trabajo, fotografiando a los indígenas y a las misiones jesuitas del siglo XIX que hay en la zona.

"Filmar era su vida, pero un día, a comienzos de la década de los '60 tuvo un accidente. Su tractor se desbarrancó por un puente de madera justo cuando llevaba consigo su última película. Todas las cintas se perdieron y la productora alemana que lo contrató le hizo juicio. Después de este incidente, nunca volvió a agarrar una cámara", cuenta Beatriz.

Ertl murió hace ocho años en su granja -que ahora se ha convertido en museo- a los 92 años de edad,

A pesar de que se negó a regresar a Alemania, le pidió a su otra hija, Heidi, que el enviase una bolsa con tierra alemana, una de las últimas cosas que ella hizo por él antes de las que las relaciones entre ambos se rompiesen por completo, sólo diez días antes de su muerte.

Hoy está enterrado en una pequeña parcela de tierra en "La Dolorida", vestido con su viejo uniforme militar que usó el último día de su vida.

Pág. 1 2


Martes, 25 de junio

BUSCAR

Hemeroteca

Junio 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930