24/7

Caiga contra quien caiga

18.09.08 | 12:45. Archivado en tv

La Prensa se hizo eco de la siguiente visita de la reportera de CQC y su conjunto de comediantes. Y el viernes, el Salón de Plenos estaba de bote en bote.

Mientras algunos se jactaban de criticar la presencia de los reporteros de Intereconomía, que justificaban con una supuesta llamada de Carlos Fabra, se olvidaban del verdadero motivo de la visita de la sobrina de Gabilondo.

CQC acudía para socorrer al portavoz socialista de la diputación, Francesc Colomer, un político veleta que tras militar en varios grupos de izquierda radical terminó en el partido del puño y la rosa, con el que no debe de compartir la paralización del trasvase del Ebro, que tanto defendió antaño.

‘Método CQC’

Pero Intereconomía no estaba en Castellón, ni para defender a Fabra ni para entrevistarse con él, ni siquiera para hablar con Colomer.

Como otros medios de comunicación, la presencia de CQC despertó el interés por este acto. ¿Cómo respondería la intrépida reportera si otros periodistas utilizasen los mismos métodos para entrevistarla? El método CQC no es otro que interrogar a quien le dé la gana, cómo y cuándo le dé la gana. Pues doble ración.

A las 12.30 del viernes, la sobrina de Gabilondo cruzó las puertas de la Diputación de Castellón, acompañada por tres miembros de su equipo. La cámara ya estaba encendida y cualquiera que se cruzase en su camino tendría que, forzosamente, participar en su show. La historia se repite en los pasillos de la Sala de Plenos, donde la actriz tontea con la cámara para introducir su espectáculo.

Y llega la hora de la verdad. Al finalizar el pleno, el equipo de CQC entra en la sala como un elefante en una cacharrería, sin permitir la salida de varios diputados que no querían estar allí y se abalanza sobre la zona donde se encuentra el presidente de la Diputación, Carlos Fabra. Esta vez, la sobrina de Gabilondo lleva dos micrófonos y una herradura de la suerte. No quiere que el destino le vuelva a jugar una mala pasada.

Sin embargo, apenas tiene tiempo de finalizar la primera pregunta. En ese momento, también con un micrófono en la mano, varios reporteros de Intereconomía, ataviados con gorros y gafas de sol -para evitar en todo momento participar en su espectáculo- comienzan a entrevistar a la joven, interesados en conocer las relaciones de La Sexta con el Gobierno de Zapatero.

La reportera se puso nerviosa. Intentó perseguir a Fabra, mientras la marea de diputados salía de la sala. No dudó en empujar a varios de los presentes para conseguirlo, aunque sin éxito. Los reporteros de Intereconomía continuaban, detrás de ella, con sus preguntas: “¿A cuánto ascienden las deudas de Mediapro y de La Sexta? ¿Por qué nunca grabais escándalos del PSOE? ¿Desde cuándo están enfadados Juan Luis Cebrián (Prisa) y Jaume Roures (presidente de Mediapro)?”. La reportera perdió los papeles. Poco a poco fue olvidando su objetivo y comenzó a encararse con los reporteros de Intereconomía.

Pág. 1 2 3


Martes, 18 de junio

BUSCAR

Hemeroteca

Junio 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930