24/7

Maruja Torres ahorra agua:"Cuando hago un pis cargado por la mañana no tiro de la cadena"

02.09.08 | 09:20. Archivado en personajes

(PD).- La escritora Maruja Torres visitó el lunes la Expo de Zaragoza para hablar de cómo aprendió a ahorrar agua tras vivir en el conflictivo Líbano y ha subrayado que hay que modificar los hábitos de consumo ante el cambio climático, del que el agua es la "avanzadilla" y el "gran aviso".

"Cuando hago un pis cargado por la mañana no tiro de la cadena, espero varias horas con la ventana abierta. Yo no me ducho cada día, no soy tan guarra como para necesitar ducharme cada día. Yo me hago abluciones".

"Me 'abluciono' las partes contratantes y cada tres días me meto una ducha con cuidado", ha apostillado la escritora barcelonesa, que ha sido corresponsal en distintos conflictos bélicos, como los del Líbano y la invasión de Panamá por el ejército estadounidense.

En un encuentro con periodistas antes de participar en un debate con lectores en el auditorio de la Tribuna del Agua, Maruja Torres se ha declarado "asustada" ante la amenaza climática y ha sostenido que el ser humano, "por usar un verbo fino", ha "pateado" el planeta.

Beirut, una revelación

Maruja Torres ha indicado que empezó a ahorrar agua durante su estancia Beirut, la capital libanesa, donde dependía de un pequeño depósito, que debía racionar correctamente para que el Gobierno no le birlara el agua y no verse obligada a comprársela a empresas privadas.

En su opinión, el Líbano ejemplifica la sociedad del "despilfarro" contra la que ella combate, un país en el que nieva y llueve pero toda el agua se pierde en el río sin ser aprovechada.

Así, ha abogado por asumir algunos hábitos básicos como introducir una botella en la cisterna del váter para regular el consumo o no dejar pasar el tiempo inútilmente con el grifo abierto.

Maruja Torres ha lamentado que "una cosa tan hermosa" como ver fluir el chorro de agua y perder el tiempo con el "pescadito" bajo él, "ya no puede ser".

"A eso no tenemos ningún derecho, por nuestros hijos y por los hijos de nuestros hijos".

Pensar antes de consumir

Preguntada sobre qué aconsejaría a los visitantes a la Expo, ha señalado que les indicaría que "se detengan y piensen".

Tras reconocer que ella no es ningún "monje" y que ha sido una "consumista desaforada", ha enfatizado que el "gran reto" está en pensar antes de consumir. "Queda esto, somos tantos y vamos a repartirlo", ha incidido.

A su juicio, la gente joven recibe bien estos mensajes porque han nacido con una sensibilidad ecologista que sus antepasados no han tenido, y ha valorado que en la gente que pasa por la Expo, "que no es tan tonta como la televisión quiere", esté calando esta semilla.

Justicia social

Para Maruja Torres, si, en el peor de los casos, sólo el 10% de los cinco millones de visitantes que pasarán por la muestra aprende esta lección y luego la difunden con el boca a boca se habrá logrado un objetivo, ya que de lo que se trata es que este mensaje se convierta en una "cosa cotidiana".

Ha opinado que gobernar en el futuro consistirá en aplicar justicia social, aprovechar bien los recursos y devolverle a la tierra lo que se le está quitando: "Usar las tecnologías para poner tiritas, vendarle, darle 'mimitos'. Yo lloro mucho cuando un árbol desaparece".

"Necesitamos dejar de tener tantas 'cositas' que no necesitamos para nada. Quizás si nos dedicamos a ser felices en vez de estar satisfechos... Se puede ser feliz con una puesta de sol sobre un charco de agua. Y no vale un duro y no le hace daño a nadie".


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 16 de diciembre

    BUSCAR

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031