24/7

Losantos deja el banquillo caliente para Pedrojota

11.08.08 | 17:28. Archivado en personajes

(PD).- Pensaba que se iba a salir de rositas. Pese a tener una actitud y seguir una línea muy similar a la de Losantos, Pedrojota siempre se ha salido con la suya sin mancharse. Pero ahora se le puede haber acabado el chollo.

Según cuenta El Confidencial Digital, el juez de la Audiencia Nacional, Guillermo Ruiz Polanco, está planteándose demandar al director de El Mundo por el artículo 'ETA o la fertilidad' que criticaba la concesión del permiso carcelario a la etarra Elena Beloki para someterse a un tratamiento de fertilidad.

Pedrojota dudaba de la moralidad de los jueces y se preguntaba si habrían "bebido demasiado" y calificaba la resolución de Ruiz Polanco de "frivolidad", "falta de equidad", "estulcia argumental" y de no velar por las víctimas al tiempo que le llamaba "pimpollo".

El director de El Mundo insinuaba que Ruiz Polanco sigue en la Audiencia "haciendo de las suyas" en referencia al expediente por la excarcelación de un etarra por un "enjuague" ya que disfruta de la protección de los magistrados Gómez Bermúdez y José Merino.

Ante esta situación, el juez está estudiando tomar acciones legales para sentar a Pedrojota en un banquillo que ya ha dejado caliente Jiménez Losantos.

-Algunos párrafos del artículo:

¿Qué ropajes morales recogieron la mañana en cuestión estas tres señorías en la sala de togas? ¿Se desvistieron allí accidentalmente de toda sensibilidad humana o es que ya se la habían olvidado en casa? ¿Habían dormido mal? ¿Habían bebido demasiado?

Es una ocurrencia, una necia frivolidad del ponente -Ruiz Polanco- respaldada por el extravagante conformismo del otras veces firme presidente de la sala -Guevara- y por la pasividad de la tercera en concordia -Barreiro-.

Es humillante, es ofensivo, es un insulto a la inteligencia, un agravio a las víctimas y un ultraje al mero concepto de equidad.

Es tal la estulticia argumental, tal la insoportable levedad del auto, tal la tomadura de pelo, la befa y el escarnio que laten tras este episodio que es imposible quedarse ya de brazos cruzados... Hay que meterle mano a la Justicia, empezando por la jurisdicción penal, empezando por la Audiencia Nacional.

Lo han hecho con un auto irrecurrible ante el Supremo y sin margen jurisprudencial alguno para que las víctimas acudan en amparo ante el Constitucional. En España nadie vela de verdad por ellas.

Para mayor inri resulta que el tal Ruiz Polanco nunca debió haber tenido la oportunidad de resolver sobre este caso.

¿Cómo es posible que un cuatrienio después nos encontremos de nuevo a este pimpollo haciendo de las suyas en el mismo tribunal especial, cuando para poder acceder a sus plazas se requieren ocho años de permanencia en el orden jurídico penal?

Muy sencillo: porque Ruiz Polanco contaba con la protección del presidente de la sala, Javier Gómez Bermúdez, y el íntimo amigo de éste en el Consejo, José Merino, les cocinó a ambos un dictamen según el cual sería posible permanecer en ese escalafón aun estando apartado del mismo por sanción. Surrealista.

Desde que se le computó a Eligio Hernández su etapa de gobernador civil como años de ejercicio efectivo del derecho para poderle nombrar fiscal del Estado, no se había visto un enjuague semejante.

La magistrada podría ejercer de comadrona, el presidente de la sala proponerse como padrino y el atrabiliario ponente mamporrero mostrar desde el balcón la criatura, anunciando que por fin un tribunal español habrá logrado el milagro de obtener vida de la muerte. ¿O no están para eso nuestros jueces?.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 27 de mayo

    BUSCAR

    Hemeroteca

    Mayo 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031